Aprovechamos la cuarentena para hablar con el himalayista Alex Txikon desde su casa. Hacemos balance de su última expedición invernal al Everest y de sus últimos 10 años de aventuras. Escucha Piedra de Toque y recorre las grandes cordilleras del Planeta sin salir de casa.

De la soledad de un iglú en el campo base del Everest en pleno invierno al confinamiento en su casa en Lemoa, Bizkaia, tan sólo han pasado dos meses en la vida de Alex Txikon. “Nos vamos a tener que acostumbrar a viajar, escalar y vivir más con la imaginación”. Y aprovecha esta cuarentena para terminar el libro sobre su primera ascensión invernal al Nanga Parbat en 2016, editar un nuevo documental sobre su último viaje al Everest en invierno y seguro que para poner en marcha muchos más proyectos.

Hoy en Piedra de Toque viajamos tras las huellas de un viejo amigo del programa en busca de una nueva inyección de pasión por los viajes, la montaña y la aventura, Alex Txikon. Hace dos meses regresaba de su última expedición al Everest en invierno, la tercera consecutiva que realiza, tras haber aclimatado en la Antártida, como ya nos contó Juanra Madariaga, y la ascensión al Ama Dablam (6.812 msnm).

Alex nunca falla. Es tal la vitalidad que desprende que no hace falta conectar con él durante sus expediciones para que te traslada a rincones nuevos, basta con pillarle en su casa delante del ordenador. “Considero los viajes la gran universidad de la vida. Viajar con la mente abierta, abierta las a otras culturas, te cambia la mente y la vida”. Lo dice tras más de media vida en el camino con los crampones, el hacha y el piolet.

“Es el momento de dar lo mejor: sin empatía no somos personas. Toca utilizar la imaginación y viajar desde casa. Somos unos privilegiados por vivir donde vivimos y por contar con tanta buena información para seguir abiertos al mundo”

Alex Txikon

Eso sí, remarca que a partir de ahora nos tocará viajar más desde casa con la imaginación. “Ahora mismo con las redes sociales, con las nuevas tecnologías y la cantidad de información que tenemos a nuestro alcance podemos recorrer el mundo desde nuestras casas. Somos unos privilegiados”. Y también se ha animado a aportarnos el que será su primer libro sobre aquella expedición del 2016 con la que entrará en la historia del alpinismo con su primera ascensión al Nanga Parbat en invierno.

Sobre la situación actual también lo tiene claro: “Necesitamos ahora mismo a personas brillantes para salir de esta crisis. Sin empatía no somos personas. Por favor, que cada uno dé lo mejor para salir cuanto antes de esta situación.

Piedra de Toque, podcasts de viajes con Iñaki Makazaga

Recordad que nos puedes escuchar en Spotify, Apple Podcast, Google PodcastsIvooxYoutube. Y no dudes en compartir, suscribirte y darle a me gusta. Eskerrik asko! Cuantos más seamos, mejor nos lo pasaremos.