2_paul2

Paul Theroux (Medford, Massachusetts, 1941) desvela hoy en El País su manual de estilo como escritor de viajes. “Cuando alguien me pide un consejo para ser escritor, siempre le doy dos: lee mucho y lárgate de tu casa”. Su trayectoria lo deja claro. Ha recorrido América de La Patagonia a Canadá y Euroasia de Lóndres a Tokio en dos ocasiones a través ferrocarriles, también ha vivido seis años en África y tres en Singapur. Y siempre evitando la actitud del turista. Él viaja en busca de la “arquitectura humana” por eso siempre apuesta por el tren.

“El turismo se hace para pasarla bien. Los viajes de verdad se hacen para pasarla mal. Un viaje pone a prueba tu ingenio, tu fuerza y tu capacidad de supervivencia”

Prefiero los trenes porque en ellos puedes hablar con la gente. Cuando viajo, no me interesan los edificios y los monumentos. Lo que busco es la arquitectura humana”

“Un hombre feliz no puede ser escritor -se despide-. Está demasiado ocupado siendo feliz”