El Nanga Parbat es la novena montaña más alta del mundo y la segunda más alta de Pakistán. Nanga Parbat significa “montaña desnuda” en urdu y en hindi. Este nombre obedece al hecho de que es una montaña aislada, separada del resto, por lo que la parte con nieves perpetuas se destaca en el paisaje. Al mismo tiempo, este hecho la convierte en una montaña peligrosa para los escaladores. De hecho, a lo largo de la historia del montañismo el ascenso al Nanga Parbat ha cobrado numerosas víctimas, al punto de que fue llamada la montaña asesina por la expedición que logró en 1953 hacer la primera cumbre.

Con unas dimensiones de más de cuatro kilómetros y medio por cualquier de sus tres caras, la Montaña Asesina fue durante años la pesadilla de toda la comunidad himalayista alemana. Sus paredes han sido testigos de las crónicas más duras de la montaña. Kiko Betelu repasará en el programa de hoy cada una de ellas y nos guiará por cada una de sus rutas. Y destacará la figura de Messner o Hermann Buhl. Más de 30 personas fallecieron buscando su conquista.