Recorremos Afganistán con Carmen Garrigos la responsable de Inmunización de UNICEF en el país. Garrigós Lleva más de 20 años trabajando en cooperación. Ha ofrecido sus servicios en países como Yibuti, Somalia, Ruanda, Congo, Sudán y ahora desde hace seis meses en Kabul con el objetivo claro de erradicar la poliomielitis. “La polio, lejos de lo que pensamos, sigue mutilando a niños y niñas del planeta”, en concreto de Nigeria, Pakistán y Afganistán. Basta con una vacuna para erradicarla, sin embargo, siguen muriendo pequeños cada día por sus consecuencias. Queremos saber en Piedra de Toque cómo se trabaja para erradicarla del planeta, cómo es la vida tras 20 años en África y cómo se trabaja por la salud de la infancia en un país en el que todavía existen campos minados. Aprovechamos el paso de Carmen por Bilbao para que nos guié por el sur de Afganistán.

Las madres son el mejor motor de desarrollo. Si convences a las madres vas a tener una infancia más sana en el mundo. Son las grandes periodistas de las comunidades: ellas se encargan de informar a todos.

Para erradicar la polio de la faz de la tierra, Unicef utiliza “la comunicación como herramienta de sensibilización a través de las mujeres, radios locales y maestros. Queremos que los niños eduquen también a sus padres y madres. Necesitamos que las zonas más afectadas sean conscientes de la importancia de erradicarla a pesar del contexto de pobreza y conflicto”. La clave para terminar con esta enfermedad es la vacunación de un 95% de los niñas y niñas menores de cinco años. Hasta conseguirlo, Carmen Garrigós seguirá “milantando” en la cooperación.

Soy muy positiva con África. El cambio llegará si trabajamos con ellos, con cada una de las comunidades, de los pueblos, de las culturas. Hemos aprendido mucho y tenemos que seguir madurando para adaptarnos a estas sociedades.

Escucha el podcast y descubre cómo es la vida después de conocer la situación que viven miles de personas en África, así como los principios sobre los que se rige el trabajo de Unicef.

Garrigos, en el Colegio de Abogados de Bilbao. / FERNANDO DOMINGO-ALDAMA/ El País

Garrigos, en el Colegio de Abogados de Bilbao. / FERNANDO DOMINGO-ALDAMA/ El País