Ir a descargar

Hoy viajamos en Piedra de Toque_Onda Vasca con los propósitos para este nuevo año en la mente: vivir con menos, vivir más en contacto con la naturaleza y vivir más abiertos a otras realidades. El sábado pasado Eider Elizegi nos hablaba de la piedra de toque de su nueva vida. Y es que se ha propuesto vivir el año de la furgoneta. Viajar por las montañas, saborear el frío, “redescubrir las historias de belleza” que rodean nuestras vidas. Un modo de vida que no está al alcance de todos.

Por eso, hoy queremos viajar con dos personas que han decidido vivir estos propósitos de una forma más accesible a todos. Así lo ha hecho María Polvorosa que acaba de regresar de La India donde ha vivido los últimos tres meses en un internado para niñas de familias sin recursos en la ciudad de Bombay. Un internado como alternativa a las mafias de prostitución.

Y Begoña Montero que no dudó en viajar hasta Chile nada más terminar la carrera de Derecho en Deusto para ofrecer sus servicios jurídicos a gente sin recursos de Santiago de Chile. De los amplios pasillos de mármol de Deusto a la arena del desierto de Atacama.

Dos viajes que no terminan cuando regresas a casa, si no que continúan transformandote la mirada de ver la vida. Estos son los viajes que nos interesan en Piedra de Toque, aquellos con los que nos abrimos a nuevas realidades y nos enseñan a ver la vida de una forma diferente.

Y cómo no, Kiko Betelu seguirá inyectándonos su pasión por la literatura de viajes, aventuras y montaña. Otra forma de abrir ventanas a otros mundos, a otras realidades.