“La guerra en Siria va más allá de los combates en el frente”. El periodista de guerra freelance, Antonio Pampliega, nos guía en Piedra de Toque por el país cuando cumple 23 meses de conflicto y suma más de 64.000 muertes según la ONU. Antonio acaba de regresar de su sexto viaja al país, en concreto ha vivido durante 51 días en la provincia de Alepo en busca del rostro humano de esta guerra que lejos de solucionarse toma cada día nuevas dosis de odio entre los bandos. “Todas las partes buscan venganza en una espiral de violencia que tomará el testigo de Irak”. Hablamos con Antonio de la exclusiva que publicó al encontrar 108 cadáveres de civiles flotando en un río de Alepo, de las escuelas que instruyen formación militar a los menores, de los chekpoints que dividen las líneas del frente en una misma ciudad y de cómo la Comunidad Internacional mira a otra parte. Realizamos un viaje para entender el mundo. Escúchalo pulsando al play justo debajo de la fotografía.

 

“Alepo está dividido entre rebeldes y leales al régimen Sirio. Los que cruzan a la zona de los leales al régimen nunca más se sabe de ellos. La semana pasada aparecieron 108 maniatados y asesinados con un tiro en la nunca, con señales de tortura o ahogados al haber sido lanzados al río vivos. El primer día apareció un crío de 12 años, al día siguiente apareció otro de 14. Este conflicto no terminará con la guerra, cada día que pasa las partes se cargan en dosis de odio. Y mientras tanto, la población civil sin trabajo, con familiares desaparecidos, arrancan los árboles de la calle para superar el frío

 

* Fotografía: “Academia militar” en Tlaleen en el norte de Siria Aleppo la provincia. AFP PHOTO / JM LÓPEZ

* Entrevista emitida en Onda Vasca el 6 de febrero de 2012.