“Cuesta hacer las cosas a 30 bajo cero”. Y sobre todo si esas “cosas” son arrastrar un trineo de 200 kilos, ayudado por una vela si hay viento, a lo largo de 2.300 km sobre el hielo cuarteado de Groenlandia. Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza han alcanzado este fin de semana el ecuador de su expedición tras recorrer 1.250 km en 25 días de marcha. Su objetivo está cada vez más cerca, la localidad costera de Thule, en el noroeste de Groenlandia, la meta de la expedición NATURGAS/BBK TRANSANTARTIKA.

Las condiciones meteorológicas han combinado días de fuerte viento, con tormentas de nieve y golpes de frío superiores a los 30 bajo cero. Todo con un sol que tan sólo se esconde tres horas al día y que se resiste a calentar un hielo que el viento abrillantar con insistencia. Algo que no impedirá que Alberto, Juan y Mikel alcancen su objetivo en 40 días como se habían marcado estos himalayistas en busca de nuevas experiencias.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=zPp0POikWm4[/youtube]

Dos días antes de partir, despedimos a Juan Vallejo en Piedra de Toque_Onda Vasca donde pudimos conocer qué les había llevado a “dejar las alturas y buscar cimas horizontales”. “Este tipo de travesías tienen mucho que ver con el alpinismo. No tienen una cima, pero alcanzar el final del trayecto es parecido”, señaló el himalayista alavés.

“Se asemeja bastante a una expedición alta al Himalaya. Ambas exigen una gran preparación física, donde también cabe el compromiso. En nuestro caso, lo haremos sin avituallamientos, lleveremos todo lo necesario encima”.