Miramos siempre al mapamundi para encontrar lugares nuevos en los que vivir experiencias diferentes y pasamos por encima los rincones más cercanos a nuestra tierra. En Piedra de Toque queremos también redescubrir los senderos que vertebran Euskal Herria y hacerlo con un guía como Juan Mari Feliu, el padre de los senderos de toda la Península como responsable de la Federación Española de Montaña y de la Asociación Internacional de Senderismo desde hace casi dos décadas. Autor de más de 20 guías de montaña, queremos que nos hable cada semana de un lugar, un paseo en el que conocer mejor el País Vasco, su historia y sus tradiciones. Hoy nos lleva por Bizkaia hasta la cima del monte Garaio (574 m.) a través de las cuevas de Blatzola, meca de la escalada de alta dificultad y un lugar destacado de la mitología vasca.

Se trata de un recorrido poco conocido, incluso por los vizcaínos. Partimos en Olabarria, situado al sur de Igorre, junto la carretera de Otxandio (N-240) para ascender el monte Garaio (574 m) en el Parque Natural de Urkiola y a travesar las cuevas de Blatzola, meca de la escalada de alta dificultad por el número de vías abiertas de noveno y octavo grado. Por el recorrido, la sensación de tranquilidad es absoluta: no escuchas ruidos más que el tintineo del ganado. “Para los que necesitamos refrescar la cabeza y el cuerpo es un sitio perfecto”.

Desde la cima del monte Garaio se pueden observar el monte Aramotz, Gorbea, Urrekoatza y todo valle de Dima.

“Son lugares recoletos y tranquilos con un trayecto que no supera las dos horas y media caminando. Está señalizado como PR BI-41, basta seguir las señales blancas y amarillas para no perderse. Se visitan por el recorrido dos ermitas, San Pranzisku de Olabarria y  San Lorentzo de Baltzola (s.XVII-XVIII) y el espectacular arco de piedra natural “Jentilzubi””.

Escucha el podcast y encuentra la información necesaria para realizar el recorrido circular.