Más de 1.500 “sin techo” vivirán la Navidad durmiendo en la calle en Euskadi. Siempre que se acerca la Navidad me acuerdo de Thais Dos Santos y Javier Padin. Las  dos personas con las que hablé para elaborar el reportaje que rescato ahora de la “egoteca”. Han pasado tres años pero sigue de actualidad con unas cifras muy parecidas. 1.500 personas que no tomarán turrón estas navidades, ni tampoco brindarán con champán, ni abrirán paquetes con regalos. Se conformarán con no pasar frío, con levantarse al día siguiente. De todos ellos un millar acudirá a los albergues que los ayuntamientos de las tres capitales vascas preparan para la ocasión. Pero habrá unos 400 que no. Que preferirán la sombra de un puente, de un cajero, de un banco. Arropados entre cartones pasarán las noches más frías del año, por la temperatura y la soledad. A saber dónde estarán hoy Thais y Javier.