Dónde fluye el petróleo, sangra la tierra. El pueblo Sarayaku en la Amazonía ecuatoriana lleva más de décadas preservando la selva de la industria petrolera y blindando su modo de vida en armonía con la naturaleza. La cooperante Laura Vega nos acerca la lucha de este pueblo en Piedra de Toque a raíz de la exposición fotográfica que Paz y Solidaridad Euskadi organiza hasta el próximo 17 de marzo en el Palacio Aiete de Donostia junto al Ayuntamiento de la ciudad y Donostia Kultura. Vega nos descubre cuál es la propuesta de vida de este pueblo indígena, la lección personal que recibió en cada visita a este rincón de la Amazonía. Escucha la entrevista pulsando el play justo debajo de la fotografía y conoce este lucha silenciosa.

Frente a un proyecto de muerte y destrucción planteamos una propuesta de vida y de bienestar, mas equitativo, no solo para nuestro Pueblo, sino para el conjunto de la Región Amazónica, el país y la humanidad. Nuestra propuesta pretende garantizar el Sumak Kawsay, vida en armonía, para nuestro pueblo, nuestra selva y las futuras generaciones”. Franklin Toala, representante de la Comunidad Sarayaku en Quito.