“Cometemos el error de pensar que cuanto más lejos viajamos, más interesantes van a ser los temas que documentamos”. El fotoperiodista Walter Astrada nos despierta la curiosidad por la agonía de los débiles en nuestra propia tierra con el trabajo personal que documenta desde el 2006 en torno a la violencia que sufren las mujeres en los cinco continentes. Aprovechamos la visita a Bilbao para impartir un taller en Getxophoto y hablamos en Piedra de Toque del feminicidio en Guatemala, la desaparición de niñas en la India, la violación en Congo y la violencia en Noruega. “No es cuestión del nivel de riqueza de un país, sino de su educación y del nivel de empatía con el otro”. Escucha la entrevista y despierta la curiosidad de por qué sufrimos un nivel tan alto de violencia contra las mujeres en nuestros propios países.

 “Noruega es uno de los países más seguros del mundo pero el número de agresiones contra las mujeres asciende a 6.000 u 8.000 violaciones anuales. Los números sirven en los informes pero no en la vida real. Y en España podríamos documentar la misma realidad. Cómo educamos a los más jóvenes hace que actúen después de una forma o de otra.  Tenemos que conseguir generar empatía con el otro aunque tenga otro color de piel. Existe una apatía contra la que la fotografía no puede combatir. La curiosidad hace que te involucres, la fotografía debería alimentar esta curiosidad por los problemas del mundo”.