Andrés Oppenheimer (Buenos Aires, 1951) sostiene que hay una gran contradicción entre los discursos y la realidad en América Latina. Los mandatarios proclaman en las cumbres la unidad regional, pero lo cierto es que para algunos países es más fácil exportar pollos a China que a algún país vecino. De esa falta de integración surge el nombre del nuevo libro del periodista argentino, Los Estados desunidos de las Américas (Algaba), que presenta hoy en Madrid. En la entrevista que hoy publica en EL PAÍS da varias claves para interpretar el rumbo de las diferentes potencias Latinoamericanas.

“Yo creo que Brasil arrastrará al resto de América Latina como China hizo con Asia, porque, aunque tiene una política exterior lamentable, de apoyo a cuanta dictadura exista, es un modelo de continuidad económica y de éxito”

“En la crisis de Honduras, México no aparece en la foto. Hoy en día, el que no aparece en la foto, el que no tiene protagonismo, pierde posiciones”

“[La reelección] es pésima para Colombia, para Latinoamérica y para Uribe. Desbarata todo lo que construyó, que es combatir una insurrección armada desde la democracia”