Los hermanos Pou abren tres grandes rutas y rinden homenaje a Alberto Zerain en Perú

Se lo debían. Por los buenos momentos pasados juntos, la motivación y su fortaleza. Los hermanos Pou han querido rendir homenaje al montañero alavés Alberto Zerain, desaparecido este verano en el Nanga Parbat, de la mejor manera posible: abriendo una nueva ruta de escalada en Perú, en el corazón de los Andes, en el Chaupi Huanca Este (5.200 m). En el mismo país, en la misma región, tal vez, en las mismas paredes en las que Zerain descubrió su pasión por las grandes montañas. Y una actividad realizada, además, en el mismo verano en el que Alberto desaparecía para siempre. Gracias hermanos, es fácil imaginar la ilusión que le habrá hecho a “Zeras”, allá dónde esté, y es fácil sentir como propio el homenaje. Nos sumamos a la gesta todos los que admirábamos a Alberto. “Una de las aperturas más significativas de nuestra carrera”, asegura Eneko Pou tanto por la carga emocional como por la altura de la montaña ( 5.200 m), dimensiones de la pared (860 m), belleza de la ruta, y su dificultad en torno al octavo grado.

Una de las aperturas más significativas de nuestra carrera, tanto por la altura de la montaña, como por las dimensiones de la pared​,​ ​la​ ​belleza​ ​de​ ​la​ ​ruta,​ ​y​ ​su​ ​dificultad​”

La semana pasada Iker y Eneko Pou realizaban balance de su segunda etapa del proyecto “The North Face 4 elementos” con el anuncio de la apertura de dos nuevas rutas, la primera escalada en libre de una tercera vía y la difusión del documental que recoge la aventura. Una de las aperturas se realizó en el Amazonas, Yaku Mama (7ª+/185 m); la otra en la zona andina, Zerain (8ª/860m) y la primera escalada en libre en la Aguka Chapi Huanca, vía “Qui lo vando ancora”. En el proyecto les han acompañado los escaladores Manu Ponce y Pedro Galán.

A continuación reproducimos su comunicado:

La primera apertura en el departamento del Amazonas, donde abren la bonita “YAKU MAMA” (“Madre Agua”) 7a+/185 m a la primera cascada de Gocta, completando así la segunda etapa del proyecto “The North Face 4 Elementos”. Ya que les sobraban días, después de su aventura en la selva amazónica, decidieron reinventarse y moverse a los andes, “a donde nos trasladamos hasta la capital andina de Huaraz (3.000 m de altura) en 24 h de autobús”.

El mayor problema de este cambio será que llegan a una de las cordilleras más altas del mundo con saco y ropa pensados para la selva, o lo que es lo mismo: con material muy fino para lo que es la vida en alta montaña, con lo que el frío será una constante durante el resto de la expedición.

Desde aquí se moverán al valle de Rurec, un lugar precioso a 4.200 m de altura donde instalarán su campo base durante cinco días (de los cuales dos fueron durmiendo en la pared) para conseguir la primera en libre -también a vista- de la vía italiana “Qui Io Vado Ancora” que pasa a tener un grado de 7c+/8a- 585 m, una de las dificultades más grandes que se han escalado en Perú a esta altura. La vía italiana es obra –se nota en la calidad y dificultad de la apertura- del famoso grupo de los “Ragni di Lecco” y la escalamos en libre exactamente 10 años después de su apertura; una buena celebración para una excelente ruta de uno de los grupos de escalada más famosos del mundo. La ruta asciende a la preciosa aguja del Chaupi Huanca (5.179 m).

Tras bajar dos días a descansar a Huaraz, vuelven nuevamente al valle de Rurec, donde en seis días (tres días durmiendo en la pared) abren “Zerain” 8 a/860 m al Chaupi Huanca Este (5.200 m), ruta que dedican a su compañero Alberto Zerain desaparecido este mismo verano en el Himalaya mientras intentaba la arista Mazeno al Nanga Parbat 8.127 m.