Las mujeres de Oaxaca plantan cara a la violencia

México es un país duro para las mujeres. “Nos matan porque se puede, porque el odio tiene impunidad”. Cada día, ocho mujeres son asesinadas en el país y 35 son violadas. Además de existir medio millón de víctimas de trata con fines de explotación sexual y desde el 2016 más de 8.489 mujeres han desaparecido sin que se sepa nadie de ellas. En este contexto, un grupo de mujeres de Oaxaca decidió plantar cara a la violencia y crear una Escuela para la libertad y autonomía. Acabo de recibir este texto. Y lo comparto con todos para ayudar en su difusión:

En el Estado de Oaxaca, como en otros estados de la República, se asesina brutalmente a mujeres y lesbianas en cantidades alarmantes e indignante impunidad. A las mujeres no nos matan simplemente por ser mujeres, al matar a una mujer o lesbiana se envía un mensaje de terror a todas nosotras como colectivo. La violencia patriarcal es por lo tanto un medio de producción de pasividad y dependencia. Y Siendo más de la mitad de estos crímenes patriarcales, cometidos por hombres cercanos, familiares y/o sus parejas; reafirmamos que la dictadura patriarcal de propiedad sobre el cuerpo y la vida de las mujeres sigue vigente en la actualidad.

Un grupo de mujeres, de lugares distantes pero con un sueño común, puso en marcha La Escuela para la Libertad de las Mujeres. Surgió como respuesta a la necesidad de autonomía que necesitamos las mujeres. Una escuela que aporte herramientas inmediatas, de autodefensa, manuales, teóricas, de autoconciencia, de acción/arte/política/colectiva. La Escuela es el resultado de una historia propia y ancestral de resistencia y rebeldía; y como la historia misma, la estamos haciendo a cada momento, a cada pasito, aprendiendo en el camino, juntas, con mucho esfuerzo compartido del CDHAL, Solidaridad Internacional, 7menos20 y otras compañeras.

La formación como herramienta contra la violencia

La violencia histórica acumulada en el cuerpo de las mujeres da cuenta que los procesos de colonización fueron posibles con la violencia del cuerpo y sexualidad de las mujeres, así como con la apropiación de su trabajo gratuito.

Hay indiferencia ante el clamor de justicia de nuestras hermanas por los golpes, violaciones, asesinatos, desprecio, abusos, porque son los poderes del estado parte en dicho crimen. Cada gesto violento dirigido contra las mujeres, en el marco del patriarcado que vivimos, es un crimen político que sostiene la persistente brecha de poder entre hombres y mujeres.

Entender las razones escondidas detrás de la violencia hacia un grupo social específico, en el caso de las mujeres y lesbianas, nos permite reconfigurar la lucha y afirmar que: la violencia se combate por medio de la construcción de autonomía concreta en todos los niveles de la existencia de las mujeres. Y es a partir de ese entendimiento que surge la Escuela para la Libertad de las mujeres en Oaxaca de Juárez, México.

Metodología: 13 semanas, cinco módulos

En 2014 pudimos concretar el sueño gracias al apoyo del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. A él se han sumado los ayuntamientos de Irun y Ordizia, y la Diputación Foral de Gipuzkoa. La Escuelita, como la llamamos, es un proyecto feminista de formación teórica, de autoconciencia, autodefensa, técnica y artística y de fortalecimiento para las mujeres, en el Municipio de Oaxaca en México, con la que se pretende abonar a la erradicación de las condiciones de exclusión social, económica, laboral, educativa, política, a los índices de lesbo-homofobia y violencia feminicida que viven las mujeres. Es una propuesta escolarizada gratuita, que se lleva a cabo en trece semanas y aporta a la educación popular feminista con una innovadora propuesta metodológica de cinco módulos:

1) Formación Lésbica Feminista, donde historizamos la violencia hetero patriarcal senti-pensada desde la cuerpa-territorio para sanarla, y hacer acción

Además de la reflexión teórica sobre la opresión hetero-colonial-patriarcal, los talleres vivenciales de Sexualidad y geopolítica del placer y de Sanación de la violencia, aportan a la reapropiación de nuestras cuerpas y placeres y pensarnos en colectivo para resignificar nuestras potencialidades.

2) Autoconciencia, es una herramienta de reflexión y análisis en pequeños grupos, sobre la experiencia cotidiana, para desmontar las cargas emocionales que el machismo ha impuesto a las mujeres, y rescatar los conocimientos no reconocidos.

3) Autodefensa, técnicas físicas, psicológicas y de actitud para la autoprotección, útiles para prevenir y defendernos de los patrones de agresiones más frecuentes contra las mujeres (acoso sexual, violación, etc). La autodefensa no es sólo la dimensión física. Nos permite deconstruir mitos que nos convierten en inútiles y recuperar el poder personal, la seguridad interior, la confianza en nosotras mismas, la autoestima; condiciones para la construcción de la autonomía y la libertad.

4) Con Reparaciones básicas para el hogar traspasamos a las mujeres la capacidad de apropiarse de los conocimientos técnico-manuales, el manejo y uso de las herramientas, y de resignificar el ‘no puedo’, a través de localizar, entender y reparar averías básicas pero cotidianas propias del hogar en torno a la electricidad, plomería y el gas.

5) Con Arte de la desobediencia, mediante distintas disciplinas artísticas (hip-hop, teatro, poesía, producción radiofónica, producción de fanzines, fotografía, etc.), se genera la creatividad subversiva y disidente que invita a desmontar la carga cultural patriarcal, sexista y discriminatoria instaurada en los discursos y disciplinas artísticas, así como aportar herramientas creativas artísticas como medios de expresión para la sanación, sensibilización, denuncia y la acción política en general.

 «Me ayudaron a quitar culpa de algunas cosas que me pasaron, entendí que como mujer no soy culpable de los acosos, abusos y violaciones a mi persona»  

Después de cuatro años de camino andado, cinco generaciones y 166 egresadas, la Escuelita se ha consolidado. Las mujeres manifiestan que la Escuelita les cambia la vida. Principalmente en su perspectiva colectiva y despatriarcal. Ser parte de una comunidad de mujeres que puede trabajar armoniosa y afectivamente. Varias de ellas han generado iniciativas propias, han creado grupos de lecturas, de deporte, han dado continuidad a la autoconciencia y autodefensa, se han generado grupos de amigas, de manada, de espacios para el autosustento, recreación y creatividad, han dinamizado el movimiento feminista oaxaqueño, y también el vasco.

 

Para más información: 

Correo electrónico: escuela.libertad.mujeres@gmail.com
Celular & WhatsApp: + 00 52 1 951 292 35 67

Facebook, Youtube y Archive: escuela para la libertad de las mujeres

Web: escuelalibertadmujeres.org

Campaña de radio “Voces Revulvacionarias”:

archive.org/details/@escuela_para_la_libertad_de_las_mujeres