Medellín, Colombia, es la ciudad más innovadora del mundo desde que así fue premiada en 2013 por el diario Wall Street Journal y desde hace ahora 14 años también es la ciudad con la mayor fosa común a cielo abierto del mundo, La Escombrera. La cineasta colombiana Valentina Vargas (Medellín, 1992) decidió recordárselo a los suyos con el documental “Resilencia” en torno a la lucha silenciosa de las más de 300 familiares de desaparecidos forzosos y cuyos cuerpos descuartizados descansan en las laderas de la escombrera de la Comuna 13 de la ciudad. “No podía entender cómo nos enorgullecemos de ser los más innovadores cuando nuestras laderas ocultan la muerte de miles de personas. La paz también debe llegar a las víctimas de las desapariciones forzosas y ellos también deben de formar parte del desarrollo de una ciudad”. Ahora cuenta también la historia de La Escombrera al mundo al recorrer los diferentes festivales de cine que proyectan su documental por América y Europa. Estos días ha visitado Bilbao durante la proyección del Festival Internacional de Cine Invisible.

La escombrera de medellín

Ilustración a acuarela sobre  Resilencia, el documental de V. Vargas sobre La Escombrera por I. Makazaga ©

Pregunta: El mismo año que Medellín recibe el premio a la ciudad más innovadora, 2013, usted decide rodar un documental sobre la mayor fosa común del mundo: La Escombrera, también en Medellín.

Respuesta: Amo a mi país, amo a mi ciudad, y no podía entender que Medellín alardeara tanto de ser la más innovadora del mundo cuando sus laderas acogen todavía a la mayor fosa común urbana del mundo y nadie es consciente de ello. Quería que el desarrollo de la ciudad tuviera en cuenta la lucha de las mujeres que durante más de una década no han dejado de buscar a sus hijos, maridos y amigos entre esos escombros donde fueron arrojados sin vida cientos de personas durante los peores años del conflicto armado.

“Colombia quiere una paz sin crímenes de Estado ni desaparecidos”

  • Puedes leer la entrevista completa en El País, Planeta Futuro, en el reportaje que publiqué el pasado 14 de noviembre de 2016.