Antxon Arza ha hecho de la aventura y la naturaleza su escuela para la vida. Ayer, 23 de enero de 2012, nos visitó en Piedra de Toque y nos demostró que es un auténtico motor de energía. Durante el año 87 al 2000 descendió por primera vez mucho de los ríos del Pirineo en kayak y de los cinco continentes: Pakistán, Marruecos, Chile, Nueva Zelanda como miembro del equipo de “Al Filo de lo Imposible”. En el año 2000 un salto de 15 metros en el río Yuraní de Venezuela la rompió dos vértebras e hizo que desde entonces su vida transcurriera sobre ruedas. Algo que no le impidió levantarse con fuerza y aplicar los planteamientos en la montaña y la aventura a su propia vida, una experiencia que comparte ahora con empresarios a través de conferencias con las que redescubre el valor de la ilusión, la comunicación y el equipo. Y también lo comparte desde hace dos años con toda la audiencia de Al Filo como presentador y conductor del nuevo serial del programa “Viviendo al filo con…”. Escucha la entrevista pulsando al play debajo de la fotografía y conoce qué es lo que ha aprendido de los viajes y la aventura y de dónde saca tanto entusiasmo por la vida.

 

“Comencé con la piragua por casualidad. Tuve un accidente escalando en el Himalaya y necesité recuperar fuerza en los brazos con una piragua. Me gustó y nos convertimos en los primeros en descender ríos por el Pirineo y después por los cinco continentes con el equipo de “Al Filo”. Con el accidente se me vino el mundo encima al darme cuenta de que nunca más podría caminar, después descubrí que no puedes tirar la toalla, estás rodeado de gente a la que no puedes abandonar. Te das cuenta de que un parapléjico vuelve a realizar el 90% de las actividades que realizaba antes: vuelvo a esquiar sentado, a bucear ayudado de un torpedo, continúo recorriendo el monte en un quad… Y sigo haciendo una vida nómada que es lo que siempre me ha gustado