“En un mes en el campo base del Everest he visto situaciones más curiosas que en toda una vida en el Himalaya: no creo que vuelva por aquí en mucho tiempo. Demasiada gente, demasiadas situaciones curiosas, demasiados intereses comerciales”. Viajamos en Piedra de Toque con el himalayista Alex Txikon junto a Juanra Madariaga y Jose Carlos Tamayo al campo base del Everest donde descansan para atacar la cima del Nuptse con sus 7.861 metros, una cima técnica de roca y hielo. La semana pasada a falta de 300 metros de la cima tuvieron que templar la cabeza y tomar la decisión de dar la vuelta por el frío y el viento. Queremos hacer balance de estos dos meses de expedición, conocer el estado de ánimo de Alex y darle ánimo porque detrás del Nuptse le seguirá otra cima el Lotshe por una vía nueva. Escucha el podcast dándole al play y descubre cómo es la vida en un campo base.

 “A tres horas de la cumbre del Nuptse y tras dos meses de expedición tocó tomar una decisión dura: darse la vuelta. Nos faltaban 300 metros pero íbamos a un ritmo demasiado lento por las condiciones de la montaña. A esas alturas duele tomar este tipo de decisiones. De no haberla tomado ahora mismo no estaríamos aquí, podríamos haber sufrido congelaciones muy duras. Escalábamos sin cuerdas fijas, habíamos dormido muy poco y afrontamos la pared de 1.000 metros de una tirada, sin realizar una campo intermedio para descansar. La dirección de las nubes, el viento, el ritmo de escalada son también señales claves que te ayudan a valorar el precio de conseguir la cumbre “.